El costo puede variar según la región geográfica y mix de productos/servicios que vendemos. No existe una regla mínima y solo se te cobra cuando los usurarios interactúan en tu anuncio, es decir cuando hacen clic. La inversión puede detenerse en cualquier momento y no tiene contratos mínimos de permanencia.