Una buena atención al cliente es la fórmula imbatible para que tu negocio prospere. No importa que tan buenos sean tus productos o servicios, si el cliente no está satisfecho con la atención que le brindaste, seguramente no te volverá a comprar.
En la era digital, son muchas las herramientas que podés usar para reemplazar la presencialidad sin perder la eficiencia.
  • Chatbots: son chats en línea que se abren cuando un usuario entra a nuestra página web. Son ideales para asesorar en el momento y no perder oportunidades de compra por falta de respuesta.
  • WhatsApp: Hoy en día muchos usuarios prefieren asesorarse en línea, con alguien que responda a sus preguntas puntuales, pero sin invadir su privacidad como puede sentirse al hacer una llamada, por ejemplo. WhatsApp tiene muchas herramientas para especificar características del producto en detalle (fotos, videos, audios), y te da la libertad de no tener que dar una respuesta inmediata.
  • Redes sociales: tenés dos canales por los cuales conectar con tus clientes: los comentarios y los mensajes privados. Los usuarios suelen usar las redes tanto para pedir información como para hacer reclamos, así como también para recomendarte o hacerte un agradecimiento. Las redes son la cara visible de tu marca, así que es muy importante que seas amable y eficiente para dar una buena impresión.
  • Mail: es el método online más formal. Es la mejor opción para enviar presupuestos y atender reclamos. El tono de comunicación debe ser formal pero amable, como si estuvieras escribiendo una carta.
  • Videollamada: esta herramienta es muy útil cuando necesitás generar confianza. Si el cliente está interesado en hacer una compra muy grande o en contratar un servicio, lo mejor es tomarte un tiempo para tener una conversación 100% personalizada, y lo más parecido al “cara a cara” posible.
Son muchas las opciones que existen para asesorar a tus clientes de forma online. Lo ideal es conocer sus preferencias y elegir la que sea más conveniente para ellos y para vos.