Sabemos que muchas veces por falta de tiempo, la planificación del contenido queda relegada a un segundo plano. Sin embargo, si tu objetivo es crecer orgánicamente en tus redes, la improvisación no es una opción.
La planificación te permite organizar todo lo que vas a publicar en el mes, y esto es fundamental para ser constante y crear comunidad con tus seguidores. Si querés comenzar a planificar tu contenido, agarrá tu agenda y seguí nuestra guía paso a paso.
1- Elegí una periodicidad de publicación y cumplila. Claro que pueden surgir imprevistos que te lleven a publicar de más, o que algún contenido que hayas pensado ya no puedas publicarlo porque quedó obsoleto. Sin embargo, cumplir con la cantidad de publicaciones que te propusiste es el primer paso para ser constante. ¿Cuál es la cantidad ideal? No hay formulas, depende de tus necesidades y disponibilidad: puede ser todos los días, puede ser tres veces por semana, o cinco. Nadie mejor que vos sabe lo que tu negocio necesita.
2- Pensá tu contenido a partir de tres ejes fundamentales: branding, interacción y conversión. Para branding, lo importante es el contenido de valor: aportarle información útil a los usuarios, hablar de novedades en tu rubro, todo aquello que no tenga que ver directamente con la venta. Para interacción, lo importante es generar feedback con el usuario a través de publicaciones que los inviten a comentar, a contar su experiencia, a dar su opinión, etc. Por último, para conversión, lo importante son los calls to action para invitar al usuario a hacer algo determinado: visitar el sitio web, llenar un formulario o realizar una compra, por ejemplo.
3- Elegí el formato con los cuales vas a trabajar. Las opciones son infinitas: foto, video, infografía, carrusel, stories, IGTV, etc. Lo ideal es que hagas de todo un poco y vayas probando hasta encontrar lo que mejor funciona.
4- Dejalo todo preparado: podés usar una plantilla de Power Point, un Drive o una app, lo que te quede más cómodo. Allí subí los diseños, los copies y las interacciones que acompañan a cada creatividad (como una encuesta de Instagram, por ejemplo), todo con su respectiva fecha y notas de lo que no te tenés que olvidar (como pautar ese posteo, por ejemplo).
5- Programá tus contenidos: no todo se puede programar, pero siempre que puedas está bueno que lo hagas para sacarte una carga mental de encima. Hay muchas opciones, tanto gratuitas como pagas. En la agencia usamos Creator Studio de Facebook, que te permite programar posteos tanto de Instagram como de Facebook. Para lo que te quede sin programar, ponete recordatorios en el calendario así no te olvidás.
Quizás ahora te parezca mucho trabajo, pero te aseguramos que tener todo el mes calendarizado de ante mano te permitirá estar mucho más organizado, y te asegurás que tus redes sociales nunca estén inactivas, sin importar los imprevistos que aparezcan.