Los sitios web de comercio electrónico son portales en línea que facilitan las transacciones en línea de bienes y servicios mediante la transferencia de información y fondos a través de Internet. En los primeros tiempos, el comercio electrónico se realizaba parcialmente a través de correos electrónicos y llamadas telefónicas. 

Ahora, con un solo sitio web Ecommerce, todo lo que necesita una transacción puede ejecutarse en línea.

Te comentamos cuáles son los tipos de Ecommerce

Los diferentes sitios web de comercio electrónico se denominan de forma diferente, según la función que cumplen:

  • De empresa a empresa (B2B): Transacciones electrónicas de bienes y servicios entre empresas. Ejemplo: Una empresa vende productos SAS a otras empresas.
  • De empresa a consumidor (B2C): Transacciones electrónicas de bienes y servicios entre empresas y consumidores. Ejemplo: Se compra una camiseta nueva en una tienda online.
  • Consumidor a consumidor (C2C): Transacciones electrónicas de bienes y servicios entre consumidores, principalmente a través de un tercero. Ejemplo: Vendes tu viejo smartphone en eBay u Olx a otro consumidor.
  • De consumidor a empresa (C2B): Transacciones electrónicas de bienes y servicios en las que los particulares ofrecen productos o servicios a las empresas. Ejemplo: Un influencer de las redes sociales ofrece exposición a su audiencia en línea a cambio de una cuota.

¿Cuál sería una buena plataforma de comercio electrónico para una pequeña empresa?

Sitio web Ecommerce

Si eres una pequeña empresa que acaba de empezar a vender online, te identificamos cinco características esenciales que toda plataforma Ecommerce debería tener:

  • Una plataforma Ecommerce tiene que ser capaz de construir fácilmente una tienda atractiva y moderna, que funcione en todos los dispositivos con las herramientas y temas ofrecidos. También debe tener suficientes opciones de personalización para que puedas hacer que las cosas se ajusten razonablemente bien a tu marca existente. Las plataformas que requieren conocimientos de código para utilizarlas o que sólo ofrecen una selección limitada de temas sin posibilidad de realizar cambios no son adecuadas.
  • Tiene que permitirte vender lo que quieras, donde quieras y como quieras. Esto significaba que tiene que ser capaz de gestionar tanto los productos digitales como los físicos, integrarse con varios procesadores de pago diferentes y ofrecer una forma de gestionar los distintos impuestos sobre las ventas nacionales e internacionales. Este último punto es especialmente importante para las pequeñas empresas, ya que, si tienes un local físico o piensas vender a nivel internacional, puedes ser responsable de la recaudación y presentación de impuestos.
  • Además, tiene que permitirte gestionar los pedidos, enviar los productos, hacer un seguimiento del inventario y manejar el back-end de la gestión de una tienda sin tener que recurrir a hojas de cálculo u otras aplicaciones. 
  • Por último, debe ofrecer formas de integración con otros servicios, mercados, aplicaciones y similares, ya sea a través de un buen mercado de complementos y extensiones o de funciones incorporadas. Las empresas rara vez lo gestionan todo con un único paquete de software, por lo que las aplicaciones tienen que permitir hacer cosas como añadir automáticamente nuevos clientes a la lista de correo o vender a través de las redes sociales.

Todas estas funciones deben ofrecerse a un precio razonable. Las soluciones totalmente personalizadas y hechas a tu medida son maravillosas, pero cuestan miles de dólares al mes, lo que está muy fuera del presupuesto de una pequeña empresa que acaba de empezar en el negocio online.

Con estas características clave como guía, hemos logrado reducir la lista de opciones a las seis mejores plataformas de Ecommerce para pequeñas empresas.

Las 6 mejores plataformas para construir un sitio web Ecommerce en 2021

Con todo lo que está pasando en el mundo, tener tu negocio preparado para vender online nunca ha sido tan importante. La buena noticia es que vender en línea no tiene por qué ser difícil. Con la plataforma de Ecommerce adecuada, podrás listar rápidamente tus productos, aceptar pagos y gestionar los envíos, todo ello sin salir de tu oficina.

En la investigación de esta lista, hemos considerado más de 50 creadores de sitios web de Ecommerce. Basta con decir que hay un montón de opciones diferentes para elegir en función de tus necesidades, pero para las pequeñas empresas que exploran la venta en línea, estos son los seis mejores:

  • Shopify para ponerse en marcha rápidamente.
  • Square para vender en persona y en línea.
  • BigCommerce para vendedores de gran volumen.
  • WooCommerce para añadir un carrito de la compra a un sitio de WordPress existente.
  • Wix para construir un sitio completo.
  • Billowshop gestión y venta personalizada para marcas en crecimiento.

¿Cómo se construye un Sitio Web Ecommerce?

Ecommerce - cómo diseñar tu tienda online

Estos son los pasos que debes seguir para crear un sitio web de comercio electrónico.

  • Investigar y decidir tu nicho
  • Identificar los productos que quieres vender
  • Desarrollar tu modelo de negocio
  • Encontrar una plataforma de comercio electrónico o un creador de sitios web de comercio electrónico
  • Elegir el nombre de tu empresa y registra un dominio
  • Configurar los métodos de pago
  • Probar y publicar tu tienda de Ecommerce

Si quieres conocer más consejos para crear tu tienda online, a continuación te brindaremos algunos tips de diseño para sitios web de Ecommerce.

10 consejos de expertos sobre el diseño web de sitios de comercio electrónico

Hemos hablado de que es un Sitio Web Ecommerce, sus características y qué necesitas para crear uno.

Ahora vamos a sumergirnos en la parte del cómo y hablar de los consejos de diseño para los propietarios de tiendas.

1. Mantenlo simple

El camino hacia la compra tiene que ser inmediatamente obvio para el cliente. Antes de añadir un nuevo elemento de diseño a la página, pregúntate lo siguiente: ¿ayudará o afectará al recorrido del comprador? Lo mejor es empezar con una página de aterrizaje mínima. Luego, añade elementos adicionales que induzcan a la conversión a medida que aprendas más sobre los comportamientos y preferencias de tu audiencia.

2. La conversión tiene que ver con la satisfacción

Una buena experiencia de usuario amplía el placer de interactuar con tu marca. Mientras que los errores de diseño merman esa sensación de bienestar. Una vez que hayas terminado con el diseño inicial, audita cada página. Determina dónde puedes eliminar la fricción y añadir un placer adicional para mejorar las tasas de conversión de tu tienda.

3. Una tienda personalizada te protege de la competencia

La marca es un activo poderoso para crear conexiones emocionales con tu público y convertirlo en un defensor de la marca. Cuatro de cada cinco clientes están más dispuestos a promocionar una marca favorita desde hace tiempo. Al crear una experiencia de compra de comercio electrónico distintiva, estás asegurando tu lugar como una marca favorita con cada interacción.

4. Una gran experiencia de usuario debe ser siempre lo primero

Los precios atractivos, las promociones atractivas y los banners pegadizos siguen siendo importantes, pero su eficacia se reduce si la experiencia general del usuario es torpe. Concéntrate primero en garantizar una alta usabilidad y rendimiento del sitio web. Después, trabaja en los elementos de diseño gráfico adicionales.

5. Adopta el diseño plano

A estas alturas, el diseño plano se ha convertido en un aspecto “clásico” en la web. Y con razón. Los principales principios del diseño plano son los siguientes

  • Jerarquía clara para acelerar el procesamiento de la información.
  • Iconografía que enfatiza la acción y diseño adaptativo.
  • Uso de patrones familiares que nos ayudan a comprender rápidamente las posibilidades.

Todos estos elementos se suman a una gran experiencia de comercio electrónico.

6. Sé distinto

El espacio del comercio electrónico está cada vez más concurrido. La marca, la iconografía, las características del sitio web y la experiencia en el sitio deben reforzar conjuntamente tu propuesta de valor única, y diferenciar tu negocio de comercio electrónico de la competencia.

7. Piensa en el CRO cuando diseñes un sitio web

Respalda tus corazonadas de diseño con datos. Estudia el ciclo de vida de tus clientes, analiza sus hábitos de navegación, si estás rediseñando o realizando pruebas de usabilidad. Aprende todo lo que puedas sobre sus hábitos de navegación y, a continuación, incorpora esos resultados a tu diseño. El diseño de tu Ecommerce tiene que atraer a tu público objetivo, no sólo ser estéticamente agradable para ti.

8. Muestra, no digas

Un gran Sitio Web Ecommerce guía visualmente al cliente durante su viaje. Cada elemento juega un papel estratégico en ese proceso de descubrimiento. Los “tooltips” y los textos de servicio pueden ser útiles e impulsar las conversiones. Pero si necesitas explicar cada nuevo paso, el diseño seleccionado no está funcionando para tu marca.

9. No hagas pensar a tus clientes

El descubrimiento y la compra de productos en línea deben ser intuitivos. Presenta a cada visitante un camino claro hacia la compra a través de barras de navegación, una arquitectura de la información sencilla y llamadas a la acción bien situadas. Al minimizar la carga cognitiva en cada paso hacia la compra, aumentan las posibilidades de conversión.

10. Busca datos y opiniones de primera mano de los clientes

Con un montón de buenas prácticas de comercio electrónico en la red, puede ser tentador utilizar cada una de ellas. Pero más no es mejor. No todas las prácticas funcionan universalmente bien para todos los minoristas. Como propietario de un negocio, basa tus decisiones de diseño en los datos y comentarios de primera mano de los clientes, en lugar de la sabiduría común. De este modo, crearás una experiencia de usuario única que dejará huella en tu público objetivo y lo hará más fiel a tu marca.

Conclusión

Por último, pero no por ello menos importante. Publica muchas reseñas y testimonios en tu sitio web. A la gente le encanta leer las experiencias de otros clientes antes de convertirse ellos mismos en clientes. También es recomendable publicar algunas opiniones negativas. Esta sección no debe estar hecha a la medida de tu negocio.

El comercio electrónico ha hecho del mundo un lugar mucho más pequeño, gracias a Internet. Es cómodo, rápido y fácil. 

El número de personas que recurren a las compras electrónicas no hará más que aumentar con el paso del tiempo. Así que haz que tu negocio esté en línea, elige una buena plataforma y crea un sitio web Ecommerce fácil de usar y sin complicaciones, y ve cómo aumentan tus ventas y beneficios.